La seudofarsa de la tarifa del sistema integrado de transporte público de Bogotá (SITP)

Hola a todos y todas!
Poco aparecemos por acá, pero siempre lo hacemos cuando hay hechos importantes por analizar o información relevante para la comunidad.
Pues bien, hoy 1 de junio supuestamente Bogotá inicia la adopción final de lo que es el sistema integrado de transporte público, en adelante (SITP).
Sin embargo, la verdad acerca del SITP en cuanto a las tarifas que se pagan no ha sido contada en su totalidad, y definitivamente es necesario que se sepa con transparencia lo que ocurre con ellas.
Para ese menester, debemos tomar en cuenta las tarifas existentes en el transporte público colectivo de la actualidad, en adelante (TPC), ver cuáles son los inconvenientes comparando unas y otras, y la molestia evidente de los usuarios del servicio en nuestra capital.

Tarifas del tpc

En la actualidad, los usuarios del tpc cancelamos una tarifa que ronda entre los 1400$ y 1550$ colombianos, siendo esta la tarifa más extendida por modelos de los vehículos.
No obstante, el tpc al ser cobrado y pagado en efectivo, permite que los usuarios paguen tarifas muy inferiores a estas, incluyendo las conocidas promociones, que no son otra cosa que el pasaje en 1000$, lo que constituye un ahorro de hasta el 33% del costo de la tarifa, que si se suma al mes es un gran capital tomando en cuenta nuestro modesto salario mínimo.
Para la muestra el ejercicio:
<blockquote>
Un usuario del común toma a diario un transporte, teniendo en cuenta que ello basta para ir de su casa al trabajo/sitio de estudio y otro le sea suficiente para el recorrido contrario.
Si sumamos el pasaje total debe disponer de 3100$ colombianos para desplazarse al día.
</blockquote>
Supongamos que el conductor del tpc siempre lo lleva por 1000$. Esto le genera al usuario un ahorro de 1100$ diarios y solo gastaría 2000$ por vez, lo que si sumamos 6 días a la semana son 6600$ que alcanzan para la librita de carne, menos común de lo que se cree en las sociedades menos favorecidas del país.

Tarifas del SITP

Ahora sí pasemos al meollo de nuestro escrito y vamos a tratar de desglosar lo que según el sitio tullaveplus.com
son los beneficios de usar el SITP, que ahora es publicitado como un producto más que según sus mentores es la mejor mercancía que hay para moverse por Bogotá. El SITP se dividió en 4 grandes ramas a saber:

  • TransMilenio: Se distingue por el color rojo. Es el sistema masivo que Bogotá tiene en la actualidad. En otros escritos hemos analizado sus pros y contras, por lo que no será objeto de nuestro escrito. Tarifa 1500$ hora valle (entre las 4.30 am y las 6.29am; entre las 8.29 y las 9.29 am; entre las 3.29 y las 4.29 pm; entre las 7.30 pm y hasta el cierre de la operación, alrededor de las 11.30 pm); y hora pico, donde la tarifa es 1800$ (tarifa plena en horas no enunciadas en el anterior paréntesis)
  • Buses urbanos: se distinguen por el color azul. Su función es hacer grandes recorridos en la ciudad entre zonas muy distantes una de otra. Tarifa 1500$ todo el tiempo.
  • Buses complementarios: Se distinguen por el color naranja: Su función es realizar recorridos muy cortos en zonas determinadas de Bogotá y acercan el usuario al servicio troncal como es conocido TransMilenio. Tarifa 1500$ todo el tiempo.
  • Buses de servicio especial: Se distinguen por el color vino tinto. Su función es prestar el servicio en zonas muy apartadas de la ciudad, conocidas como periféricas. Llevan al usuario a un servicio urbano, complementario o troncal. Tarifa 1500$ todo el tiempo.

    Trasbordos

    Es la función del SITP que permite al usuario pagar una tarifa menor cuando cambia de bus. La supuesta ventaja es que reduce el costo del pasaje al usuario final, si se toma en cuenta que en el antiguo tpc cada pasaje debe ser pagado en su totalidad.
    Dicho trasbordo tiene un costo de 300$ en horas pico, y no tiene costo en horas valle, (ver el enunciado anterior)
    Ahora bien, procedamos a hacer un ejercicio de costos para darnos cuenta que no todo es como nos lo cuentan:

    Sobre las 6 am (hora pico) Un usuario toma un bus del SITP que lo debe llevar a su trabajo y al pasar su tarjeta el sistema le descuenta 1500$. Sin embargo, el bus del SITP no lo lleva a su lugar de trabajo o bien su recorrido es mucho mayor para llegar a dicho lugar, por lo que al usuario le es más conveniente llegar a una estación de Transmilenio. Allí hace el consabido trasbordo y el sistema le cobra 300$ para un total de 1800$ en el costo de su pasaje.

    Pero pasemos al recorrido contrario, es decir:

    Sobre las 6 pm, el mismo usuario se dispone a regresar a su casa. El bus del SITP tarda y tarda en pasar, su recorrido como se dijo antes no le es conveniente para llegar pronto a casa, o no lo hay en esa zona de la capital. Entonces el usuario debe tomar el servicio troncal (TransMilenio). Al pasar su tarjeta, el sistema le descuenta 1800$. Posteriormente debe trasbordar al bus del SITP, bien sea este urbano, complementario o especial. Al pasar su tarjeta por el validador, el sistema le cobra otros 300$, para un total del costo del pasaje de 2100$.

    Démonos cuenta de que no todo el SITP es como nos lo están contando, donde simplemente se habla del costo de 1500$ y 300$ de trasbordo para un total de 1800$. Haciendo el ejercicio es evidente que el costo no es igual yendo y regresando, pero este tipo de costos no lo cuentan los mentores del SITP.
    Para cuando conviene TransMilenio hace parte del SITP, pero estoy seguro que para rebatir mis argumentos la entidad distrital dirá que TransMilenio es una especie de servicio de lujo o especial por lo que no hace parte del SITP.
    Pues bien, les notifico que TransMilenio sí es parte del SITP, como los mismos buses hacen constar en sus tablas electrónicas, por lo que llevo razón en mi protesta.
    Ahora, hagamos un ejercicio un poco más exagerado, aunque no descartable:

    Un usuario de la capital reside en los extremos más recónditos de la ciudad y puede acceder al SITP. La única ruta que pasa por su lugar de residencia es el servicio especial (buses vino tinto). Al validar su tarjeta el sistema le cobra 1500$ y este servicio solo lo transporta hasta un lugar donde la única opción es tomar un bus urbano o complementario. El usuario se sube al bus, valida su tarjeta y el sistema le cobra 300$, ya esto suma 1800$. Pero resulta que el usuario tampoco puede llegar a su destino en este bus, por lo que su tercera opción es llegar a una estación de TransMilenio. El usuario valida su tarjeta y el sistema le descontará otros 300$ para un total de 2100$.

    Sobre las 5 pm, el usuario debe retornar a su lugar de residencia, por lo que debe hacer el recorrido contrario con estos costos:
    Llega a la estación de TransMilenio y al validar su tarjeta, el sistema le descuenta 1800$. Posteriormente llega a la estación donde debe trasbordar al bus complementario o urbano, y al validar su tarjeta el sistema le cobra 300$ lo que suma 2100$. Finalmente el usuario debe trasbordar a su bus de servicio especial y el sistema le descuenta otros 300$; total del costo 2400$.

    Sumando el costo de ambos traslados da un total de 4500$.
    Juzguen ustedes si no es molesto para el usuario pagar casi el doble de lo que paga usando el SITP, que usando el tpc que por lo menos cuesta 1400$ menos pagando a tarifa plena y la mitad si el conductor del tpc accede a llevar al usuario con la promoción enunciada renglones antes.

    Tiempo del trasbordo

    A la problemática de las tarifas del SITP se suma el tiempo con el que cuenta el usuario para hacer su o sus trasbordos. Bogotá no es una ciudad que se mueva a gran velocidad a causa de sus insufribles trancones, y aparte las frecuencias de los buses que prestan el SITP es lo más preocupante de este servicio entre otros muchos inconvenientes de implementación.
    El sistema tullave, nombre con el que es conocida la tarjeta que se usa en el SITP solo permite realizar los trasbordos en un tiempo de 75 minutos.
    No es fácil que el último usuario que relatamos cuente con ese tiempo para lograr la proeza de hacer todos sus trasbordos en el tiempo estipulado. Recordemos que si es superado el tiempo límite el sistema sin ningún problema ni derecho de réplica por parte del usuario cobrará la tarifa plena del pasaje según el servicio que el usuario aborde, lo que aumenta fuertemente el costo y disminuye el presupuesto del mismo.
    El vivir en zonas apartadas de la ciudad y el mal servicio prestado por el SITP condena al pobre usuario a casi pagar 2 pasajes para usar el sistema y solo en raras ocasiones se logra mantener el tiempo límite, y esto sin mencionar la multiplicidad de tarjetas para acceder a este sistema, que afortunadamente está pasando a la historia.
    Se supone que la reducción de costos es una de las bondades del SITP, pero viendo lo visto es de notar que el SITP pocas soluciones aporta en la práctica a los habitantes de Bogotá, que vemos cómo día a día nuestra movilidad es cercenada por las decisiones no gratas de TransMilenio como ente gestor del transporte y los operadores del SITP que recurren a todo tipo de estrategias para reducir costos operacionales aún acosta del servicio a los usuarios que nos quejamos a diario de lo mismo. Pocos buses, frecuencias muy mal estipuladas, o el paso de 2 buses en seguidilla y luego entre 30 y 50 minutos de espera para que llegue el tercer bus.

    Molestos trasbordos

    Hay zonas como en la que particularmente resido, que el trayecto de mi casa al centro se podría hacer en un bus del tpc en cuestión de entre 10 y 15 minutos, pero ahora con el SITP es necesario hacer un trasbordo entre un bus complementario y TransMilenio, lo que duplica el tiempo y aumenta el costo del pasaje pagando los 300$ adicionales que esto implica. En fin, muchas cosas por revisar.

    Conclusiones

    El sistema integrado de transporte público de Bogotá es una gran apuesta, en la que siempre he creído desde que trató de implementarse como una verdadera solución para los ciudadanos que clamamos por una movilidad sostenible y de calidad. Sin embargo es necesario revisar la información que se le entrega a los usuarios, el esquema tarifario que sea un poco más equilibrado para el bolsillo del ciudadano y que las rutas sean reestructuradas para que la población bogotana y flotante no se vea afectada.
    Las tarifas deben ser totalmente transparentes al usuario y las frecuencias de los buses deben mejorar si no quieren que esta ciudad colapse ante un servicio que en primera impreción y por mera observación del ciudadano del común busca el beneficio de los 9 operadores del sistema, 2 de los cuales están en quiebra y afectan el servicio de los otros 7.
    Esperemos que apartir de hoy llegue la revolución pero acompañada de orden. El SITP no debe ser implementado a las patadas, pasando por encima de la ciudadanía y los pequeños propietarios del tpc. Esto debe ser concertado, organizado y sobretodo con tacto y pedagogía con los ciudadanos que aún no se acostumbran al uso de una tarjeta para pagar y a que les cobren tarifas no acordes con un servicio de pésima calidad como el que hoy vemos en los diferentes barrios de la capital.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

primer torneo de dominó en Bogotá para personas ciegas!

Primer torneo de dominó en la ciudad de Bogotá
El dominó siempre ha sido un espacio de diversión y unión entre familiares y amigos, pero también se asocia con el Visio y el consumo de bebidas alcohólicas.
Sin embargo, en muchos países es una disciplina deportiva consagrada y hasta se realizan campeonatos mundiales, donde los jugadores o atletas ponen a prueba su conocimiento en el arte del juego.
El dominó es una disciplina cuya práctica estimula la mente e incluso es cátedra en algunos centros universitarios del mundo.
En nuestro país hay movimientos sociales que buscan incluir en las disciplinas deportivas el dominó, lo que es una gran noticia para quienes gustan de este deporte.
Es practicado principalmente en la costa caribe colombiana, no teniendo tanto auge en la región andina.
Sin embargo, las personas ciegas también gustan de la práctica de este juego y por ende hemos pensado que un torneo es la mejor excusa para pasar un rato agradable y medir nuestro conocimiento contra nuestros amigos.
El 19 de julio será el gran día donde los practicantes y aficionados del dominó nos reuniremos para pasar un rato agradable y buscar la conformación del primer club de dominó conformado por personas ciegas, e incluso sería el primer club de la ciudad de Bogotá.
La conformación de un club nos permitirá asociarnos a la fundación full dominó Colombia, ente que gestiona el dominó en el país, y que realizó hace poco el primer open de la disciplina en la ciudad de Valledupar, donde la novedad fue la inclusión de una persona ciega, quien apoyado en la idea de que el dominó es un deporte incluyente participó con destacado resultado en dicho torneo y obtuvo su cupo al mundial de Puerto rico que se desarrollará del 26 de julio al 2 de agosto de 2015.
También nosotros podemos iniciar nuestra carrera por ser grandes deportistas y por qué no, aspirar a competir contra personas videntes, puesto que el dominó es para todos.
Este torneo se realizará en un formato similar al del open realizado en la ciudad de Valledupar con el reglamento utilizado en dicha competencia aunque con adaptaciones propias de nuestra limitación visual que requiere un nivel de flexibilidad en cuanto a las reglas de juego.
La inscripción no tendrá ningún costo, porque queremos que todos participen y disfruten de un día entretenido y diferente.
Aún se está gestionando la búsqueda de estímulos para el ganador de la competencia, pero trataremos de encontrarle solución a este pequeño escoyo y así iniciar nuestra carrera a convertir el dominó en una disciplina que sea competencia entre personas ciegas de Colombia y el mundo.
Para inscribirse y obtener mayor información pueden dirigirse al siguiente correo electrónico:bogotadomino@gmail.com
Organizan Norbey Salazar y Fernando Lancheros.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | 1 comentario

Comunicado a la opinión pública

Bogotá, septiembre 7 de 2013.

En vista de los hechos acaecidos en las últimas 2 semanas, y viendo que mi imagen se está asociando con algunas cadenas de correo que se están enviando a nombre de la fundación campeones de la vida de la cual fui miembro, me permito precisar:
1. La fundación campeones de la vida y este servidor, hemos evaluado la situación de mi permanencia en la misma, y de común acuerdo y luego de 2 años y medio de prestar mis servicios a la misma, hemos acordado que este servidor no continúa en la fundación.
2. Apartir del día 21 de agosto del año en curso Norbey Salazar no es miembro activo ni presta sus servicios a la mencionada entidad y soy ajeno a todos los proyectos campañas y colectas que campeones de la vida haga en nombre o beneficio de las personas con discapacidad.
3. La fundación campeones de la vida es una entidad que me consta ha trabajado en favor de las personas con discapacidad y les deseo lo mejor en sus proyectos y emprendimientos futuros.
4. Agradezco de corazón la oportunidad que recibí allí, a su director y socio fundador Cesar Morales Gonzales, a quien le deseo también lo mejor en su vida y proyectos profesionales además de la causa social que tanto ha defendido con su proceder en la fundación, con errores y aciertos pero siempre con el afán de ayudar a los demás.
5. Me declaro a la expectativa de proyectos futuros, la puerta sigue abierta para trabajar en pro de las personas con discapacidad, causa que desde mi pobre quehacer he intentado llevar a buen puerto, y la promoción de una formación profesional y una adecuada preparación para enfrentar al mercado laboral es el sueño que siempre tengo y que a diario quiero cumplir.
Agradezco a quienes han leído esta corta misiva, reiterando mi compromiso en bien de nuestra población, cuya causa muchos buscamos defender y por la cual entregamos todo de sí.

Norbey Salazar, Periodista independiente, asesor en tecnología para personas con discapacidad visual.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

no mas teletón!

Los colombianos somos personas muy solidarias; ante la tragedia y el dolor de nuestros semejantes, hemos demostrado nuestro civismo y don de gentes para ayudar a quien lo necesita.
El ejemplo claro lo hemos visto en la ola invernal de 2010 y 2011, y cuando el canal del dique rompió la carretera que lo circunda en 2012. Se recaudaron muchos recursos y víveres para quienes por obra y gracia de la naturaleza que poco a poco comienza a cobrar el daño que le hemos hecho, les arrebató todo cuanto poseían, es decir lo poquito que tuvieron.
Sin embargo, movilizaciones de este tipo no serían posibles sin la ayuda de los medios de comunicación masivos, que como dioses y líderes (positivos o negativos) canalizan el pensamiento y orientan una opinión sesgada muy de acuerdo con sus realidades económicas o de sus propietarios. A pesar de ello, para causas de este tipo son generadores de solidaridad y sensibilidad con el afectado por cualquier cosa.
Es fácil determinar su papel en estas lides; alguien que logra contactarse con ellos pidiendo una ayuda, casi puede darse por descontado que en pocos minutos no le llegará una sino unas muchas ayudas por parte de personas de buen corazón que tienden la mano al caído para ayudarle a levantar o bien para empezar de nuevo la ardua lucha en la que se convierte la vida para la gran mayoría de compatriotas.
Sin embargo no todas las veces esta ayuda mediática está bien orientada o busca fines altruistas, sino lucirse ante una sociedad que poco a poco demuestra que no solo la verdad emana de los grandes medios, sino que hay otra verdad oculta en otros escenarios no tan comerciales. Es el caso de un evento que vendrá próximamente en Colombia, que hace alarde de una supuesta solidaridad con compatriotas que padecemos una discapacidad; y digo padecemos porque así lo hacen ver quienes organizan estos espectáculos mediáticos y pordioseros para tratar de conmover el corazón especialmente de los más pudientes.
El próximo viernes 27 de febrero, Colombia disque se paraliza y aúna filas en torno a la teletón. Programa televisivo que inició con Carlos Pinzón que tenía la no sana costumbre de realizarla los días 24 y 25 de diciembre de los años 80 y 90. El éxito fue tal, que hoy día este evento tiene recordación en un organismo privado con ánimo de lucro (aunque nos quieran decir lo contrario) que lleva el mismo nombre.
Esta fundación crea diversos centros de rehabilitación y habilitación conocidos como CRII, instancias que prestan servicios de IPS a quienes disque están desprotegidos por el sistema de salud colombiano, que no será el mejor pero debe tener algunos criterios mínimos de protección social para las personas con discapacidad.
Su existencia se ampara en esta desprotección de los derechos fundamentales, pero si vamos a mirar las estadísticas el impacto generado por estos CRII es muy corto en referencia a las necesidades reales de una persona en condición de discapacidad. 12500 Usuarios en 2 años es una cifra muy corta y que no compensa en nada el nivel de aportes de los colombianos incautos, que caen por la desorientación de los medios masivos como RCN y caracol, que a pesar de todo siguen siendo generadores y orientadores de opinión, especialmente en las poblaciones de más baja extracción social que no han podido educarse en la academia, y que estos medios son su enseñanza de vida.
“en la radio dijeron, en la TV dijeron que…”
La realidad es otra:
Las personas con discapacidad estamos siendo usadas como escudo para recaudar unos fondos que hacen parte de las sobras de los más poderosos, además de generarles exenciones tributarias por el solo hecho de donar. Lo triste es que el estado, como muñeco de ventrilojía hace eco de esta falsa solidaridad mediática en cabeza del propio presidente Juan Manuel Santos, que no se nos puede olvidar también fue elegido por personas con discapacidad, quienes en legítima autonomía ejercieron su derecho al sufragio.
Coda chiquita:
Yo no cometí ese error.
Los mal llamados discapacitados nos tornamos en una imagen de lástima y damos todo el peso a un evento de esta talla, grande en concepción y cirquero en sus propósitos.
Por causas y cosas como estas, la discapacidad es vista en la sociedad como una enfermedad incurable y pareciera ser de alto costo no solo para las familias que ya conviven con estas personas y sus cuidadores, sino para un estado que no tiene idea qué hacer en nuestro bien.
Por esta razón, empresarios privados en el más absurdo ánimo de los lucros y usando sus contactos con los propietarios de los medios los usan como ventanilla de recaudo para llenar sus bolcillos en nombre nuestro
Lo bueno que debemos rescatar, es que en Colombia ya casi no se come cuento, aunque aún vivimos del mismo. La gente ha comenzado a estudiar detenidamente el fenómeno teletón como un monumento a la limosna, que como dios pagano se infunda en nuestros corazones para adorarlo eternamente y la teletón va perdiendo espacio, dado que ya no está dando el nivel de sensibilidad y lástima que se espera.
Ese pensamiento retrógrado es el que se extingue de nuestras mentes, especialmente quienes convivimos (no padecemos) la discapacidad como circunstancia de vida y no como enfermedad.
El cambio mental debe ser generado por nosotros como personas con discapacidad, que como marineros náufragos, luchamos contra un mar embravecido llamado sociedad y que el oleaje fuerte de nuestra costumbre nos quiere derrotar.
Pero la isla desierta del nuevo mundo, de la nueva forma de pensar está cerca y muchos nos vamos sumando a la causa para mover el bote. Nuestros remos son las ganas de vivir y la motivación es generar el cambio en la sociedad.
Las personas con discapacidad no necesitamos más limosnas, ni tampoco quien pida en nombre nuestro.
Requerimos oportunidades concretas de salud, educación, empleo y cultura como todos los demás.
Podemos ser agentes productivos aunque el estado parece no entenderlo. Todo lo contrario: genera políticas absurdas y retrógradas disque a nuestro favor y allí teletón se engrandece como ese órgano salvador de quienes vivimos la discapacidad.
Las personas con discapacidad no necesitamos un pescado para un día, necesitamos 365 días de pensamiento positivo y de respeto a la diferencia. Necesitamos la caña para pescar a diario, y quien nos enseñe a manejarla.
A los empresarios y grandes tenientes del país les invito a darnos oportunidades y no billetes; trabajo y no limosnas. Reconocer nuestro potencial y aporte a la empresa es el nuevo dogma que deben asumir en su vida laboral ejecutiva y personal. Un salario justo o remuneración a cambio de nuestra fuerza laboral en vez de un plato de comida o un mercado que se agotará en pocos días, y que será la señal inequívoca de que la realidad vuelve a nuestra vida de discapacidad no reconocida como un factor positivo sino como esa cancerosa enfermedad que condena a los colombianos que la tenemos.
Sustentado en estos argumentos, manifiesto mi público rechazo a la teletón como agente recaudador de recursos en nuestro bien. Ya vasta de usarnos como escudo y excusa para pedir limosna.
La población con discapacidad debe cerrar filas en torno al rechazo y desapareición de este problema mediático que nos agobia. Sé que la gran mayoría somos capaces de llevar una vida normal y ser agentes productivos. Quienes tienen discapacidades más severas, pueden teletrabajar o teleproducir, aprovechando esos avances tecnológicos que hoy tenemos.
Con todo el gusto estoy dispuesto a ayudar a quienes deseen asesorías para convertir la discapacidad en capacidad, y estimular las formas diferentes de realizar nuestros actos pero cuyo resultado es el mismo del que puede dar una persona sin discapacidad o… “normal” como son conocidos por la sociedad.
La lástima no será la forma de ayudar, solo será un estilo de condena a la exclusión social que ya suficientemente hemos expuesto en este artículo.
Invitados pues a la reflexión y no ayudemos a la teletón, erradiquemos ese dios mediático que a través de visualizar la discapacidad como tragedia que coadyuva a demostrar al estado que no valemos nada y que solo somos un lastre en sus políticas disque incluyentes en favor de los más necesitados.
Posdata:
No enciendas tu televisor el 27 y 28 de febrero como señal de rechazo a la teletón.
Si es indispensable no veas los canales nacionales, que poca o nula educación nos están brindando.

Publicado en realidad nacional | Etiquetado , , | 10 comentarios

Audiotutorial, jailbreackea tu dispositivo Apple de forma segura y sin complicaciones

Hola a todas y todos!
He decidido no crear una nueva entrada, sino editar la ya existente que consiste en un audiotutorial para jailbreackear los iCacharros que estén actualizados a ios 6, última versión del sistema operativo de la manzanita.
Este jail es untetered, por lo que no se requerirá de asistencia del ordenador para reiniciar el iCacharro en caso de agotamiento de la batería.
Mediante este audiotutorial, les enseñaré como jailbreackear de forma segura y fácil gracias a evasi0n, herramienta desarrollada por el defteam, conjunto de hackers ios que encontraron por fin una vulnerabilidad en ios 6 para proceder a inyectar el código necesario y liberar los equipos.
Volvemos a recordar, que el jailbreack no anula la garantía, o al menos no del todo; si hay algún tipo de fallo por el que sea necesario llevar el iCacharo a mantenimiento, basta con restaurarlo a parámetros de fábrica y no habrá ningún problema.
Por otro lado, el jailbreack no modifica el hardware del dispositivo, por lo que no habrá riesgo alguno.
Como siempre, recomendamos enfáticamente hacer este proceso bajo su responsabilidad, dado que nosotros no asumiremos ningún tipo de ella en caso de daño o pérdida de datos.
Por otro lado, se sugiere restaurar el iCacharo a parámetros de fábrica, para que el jail sea todo un éxito y no de problemas.
Los dispositivos compatibles son todos aquellos actualizados a ios 6, preferiblemente traten de que sea la última versión: para iPhone 4s, el recién salido ios 6.1.1, y para el resto de iCacharos ios 6.1. el único equipo no funcional de momento es el Apple TV 3, para el cual aún no se ha hallado la fórmula de curación xd.
Sin más, dejo acontinuación los enlaces de descarga.
Evasi0n 1.3 para Windows, última versión
Audiotutorial para jailbreackear ios 6
Como siempre, dudas y comentarios en los medios de contacto acostumbrados!

Publicado en Informática, iPhone | Etiquetado , , | Deja un comentario

Probando publicaciones utilizando la aplicación WordPress para iPhone

Voy intentar escribir estas líneas, sin editar ni un solo detalle de ellas.
Estoy comenzando a probar la aplicación WordPress para iPhone, programa que permite a los usuarios de estos teléfonos escribir en los blogs de WordPress de una manera fácil clarecen silla y de cualquier lugar del mundo.
El iPhone 4S, y El Cinco disponen del set asistente personal Siri, herramienta que permite mediante el control de la voz ejecutar ciertas funciones en el teléfono así como disfrutar de una manera clara y sencilla bien nuestro idioma.
Estoy intentando precisamente el dictado, sin escribir una sola línea de la misma entrada. Hoy día es satisfactorio saber que la tecnología permite mucho ahorro de tiempo mediante sistema de dictado.
Es importante destacar los avances que la tecnología vía vía suministra para los usuarios, especialmente quienes disponen de movilidad reducida aprovechando las opciones que el hardware ofrece a la tecnología hoy día.
Pues bien, sin editar una sola línea que trata de transmitirles esta pequeña prueba.
En próximas ocasiones escribiremos entradas mejores con más argumentos en contra del estatuto colombiano que tiene mucho por contarnos desafortunadamente te lo mando.
Hasta otro post.

Publicado en Informática, iPhone | Deja un comentario

decreto 429, una barrera real de acceso al transpporte público

Como publiqué en una entrada de la red social Twitter, Érase una vez un país donde los corruptos triunfaban y la población con discapacidad sólo recibía limosnas.
No encontré otra manera más apropiada para dar inicio a esta entrada, a las luces de las preocupaciones que hoy rondan a Colombia. La persona con discapacidad solamente recibe limosnas e indiferencia de parte de las entidades gubernamentales y también privadas.
El decreto 429 del 11 de septiembre de 2012 da cuenta precisa de lo que es el espejo de la realidad nacional en especial en Bogotá, presunta beneficiaria del mismo.
La tarifa diferencial implementada por la administración declara López Obregón el año 2011 mediante el acuerdo 484 de este mismo año, ordena el distrito capital implementar un subsidio especial de transporte para personas en condición de discapacidad consistente en el 15% sobre la tarifa del valor real, aumentar el 5% año con año llegando hasta el 2017 completar el 40%.
Sin embargo el decreto reglamentario pone una serie de restricciones y trabas que lo único que hacen es desestimular por completo la solicitud de este subsidio y en la entrada que estamos redactando me encargaré de dar a conocer los efectos que tendrá la medida a partir de su implementación.
Antes de iniciar, quiero recordarles que en Colombia el transporte es uno de los rubros más caros del presupuesto, ya que se paga a razón de casi un dólar por desplazamiento. Esto hace que los salarios poco alcancen para una familia del común y en comparación con otras regiones de América Latina sea uno de los más costosos.
No caeré en la costumbre de todos los medios de solamente informar parcialmente lo que ocurre. Así que les pongo el link directo para que
puedan leer el decreto sin sectorización alguna.
Cumplido el primer paso, ahora sí vamos a desglosar artículo por artículo lo que contiene el decreto, y sus implicaciones directas en contra de las personas en condición de discapacidad habitantes del distrito capital y el resto del país.
Desde el capítulo uno, se inicia la sectorización y discriminación en contra de la demás población en condición de discapacidad, puesto que el subsidio solamente podrá ser accedido por personas habitantes de Bogotá registradas en el censo de la Secretaría estatal de salud; esto quiere decir que la persona que venga de fuera de la ciudad automáticamente queda excluida de esta norma.
Me permito citar el artículo en toda su extensión:

Artículo 1:
La calidad de beneficiario del subsidio se adquiere por estar inscrito en el “Registro para la Localización y Caracterización de las personas con Discapacidad de la ciudad de Bogotá D. C. “, administrado y actualizado en Bogotá D.C., por la Secretaría Distrital de Salud, a primero (1°.) de enero de cada vigencia fiscal. Para la vigencia fiscal 2012 se tendrán como beneficiarios iniciales los inscritos en la base de datos vigente a la fecha de expedición del presente decreto.
Las personas con discapacidad aspirantes al subsidio que se inscriban en el registro referido con posterioridad a la expedición del presente decreto, serán incluidos en la base de beneficiarios del subsidio para la siguiente vigencia fiscal.

Pequeña interrupción:

Si yo me inscribo el 2 de enero de 2013 a este censo, solo podré acceder al descuento en el 2014, osea… ¡ni para qué perdemos el tiempo!
El descuento debería aplicarse de forma inmediata a la persona que cumpla la tramitología de rigor y no ¿un año después!

Parágrafo.-
Las personas que estando inscritas en el Registro de que trata el presente artículo a la fecha de expedición de este decreto y que presentasen inconsistencias en el nombre y número de documento, pueden actualizar sus datos en el citado registro sin que esto se considere como una nueva inscripción.

Creo que más claro no canta un gallo.
El artículo tres del presente decreto es uno de los más absurdos que se pueden leer, dado que las personas en condición de discapacidad tendremos que acreditar nuestra condición ante las entidades promotoras de salud y autoridades competentes. Yo me pregunto como persona con discapacidad, ¿acaso mi discapacidad no es evidente?
¿Acaso las personas que andan en silla de ruedas no tienen discapacidad evidente?
Para el efecto cito el artículo tres:

Artículo 3°.-
A partir del mes de julio del año 2013, todo inscrito en el Registro Para la Localización y Caracterización de Personas con Discapacidad en Bogotá D.C. deberá acreditar por parte de las Empresas Promotoras de Salud (EPS) y demás Empresas Administradoras de Beneficios (EAPB), su condición de discapacidad permanente o de largo plazo, de acuerdo con las directrices emitidas por la Secretaría Distrital de Salud.

Antes de analizar el artículo 4, uno de los más polémicos, me permito precisar algunos detalles:
Según la indicación expuesta en el mencionado artículo, no tengo derecho a enfermarme o no salir de mi casa durante dos meses porque perderé el beneficio.
Me parece totalmente absurdo, ilógico e irresponsable que una persona en condición de discapacidad que tenga un carro o esté acreditado para evitar la medida de pico y placa con su vehículo ya esté totalmente excluida del beneficio porque el carro no es la única manera de desplazarse por la ciudad.
¿Qué pasaría si mi carro presenta fallas normales de funcionamiento?
¿Qué pasaría si no tengo conductor que me traslade en caso de ser persona en condición de discapacidad visual? si mal no estoy, no puedo manejar.
Y para cerrar, ¿que persona solicitará la eliminación del subsidio?
Éste es el artículo cuatro:

Artículo 4°.-
La calidad de beneficiario se suspenderá en los siguientes casos:
a. Cuando se compruebe que el medio de uso del subsidio no presenta ningún tipo de transacción por dos (2) meses continuos.
b. Cuando el solicitante se encuentre identificado como propietario de vehículos automotores en el territorio nacional o inscrito en el registro de la Secretaría Distrital de Movilidad para circular sin aplicación de las restricciones a la circulación.
c. Cuando el beneficiario así lo solicite a la Secretaría Distrital de Movilidad.
Parágrafo.-
Para estos efectos la Secretaría Distrital de Movilidad es la entidad competente para pronunciarse al respecto e informará a las entidades involucradas en el tema para lo de su competencia.

En referencia al artículo cinco, me parece que hay contradicciones. Pienso yo que estas restricciones deberían haberse incluido en conjunto con el artículo cuatro

Artículo 5°.-
La calidad de beneficiario se perderá en los siguientes casos:
a. Cuando se retire al beneficiario por el no cumplimiento de lo establecido en el artículo 3, dicho retiro se hará por las entidades competentes para ello.
b. Cuando la Empresa Promotora de Salud (EPS) y las demás Empresas Administradoras de Beneficios (EAPB) no certifiquen la condición de persona con discapacidad del beneficiario, de conformidad con lo establecido en el artículo 2 del presente Decreto.
Parágrafo.-
Para estos efectos la Secretaría Distrital de Movilidad es la entidad competente para pronunciarse al respecto e informará a las entidades involucradas en el tema para lo de su competencia.

El artículo siete también tiene algunos aspectos a saber:
1. La entrega de las bases de datos es totalmente engorrosa, dado que tiene que pasar por lo menos por tres o cuatro procesos para que pueda ser válida y depurada. Si bien esto es práctico en los términos normales no lo es tanto ya que las personas en condición de discapacidad no tienen un medio para inscribirse de una manera fácil y rápida para pertenecer al censo de la Secretaría distrital de salud. Debería haber una plataforma o una forma de inscripción totalmente fácil y accesible para estas personas, especialmente quienes tienen discapacidad física.
2. El proceso de recarga de las tarjetas únicamente es válido por los primeros 15 días del mes. Esto incluye preguntar, ¿si a mí se me agota la tarjeta antes del 15 del 16 al 31 tendré que pagar la tarifa plena?
Me parece un completo desaguisado y exabrupto por parte de la alcaldía mayor de Bogotá. La recarga de las tarjetas debe hacerse el día y momento señalado o requerido por la persona en condición de discapacidad.
Cito el artículo 7:

Artículo 7°.-
Para el otorgamiento del subsidio y de su medio de uso se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:
7.1. Beneficiarios Iniciales y Primera entrega de medios de uso:
Los inscritos a la fecha de expedición del presente decreto en el “Registro para la Localización y Caracterización de las personas con Discapacidad de la ciudad de Bogotá D.C.”, se considerarán como beneficiarios iníciales y se procederá para el otorgamiento de su subsidio, de la siguiente manera:
a. La Secretaría Distrital de Salud reportará a la Secretaría Distrital de Movilidad la base de datos del “Registro Para la Localización y Caracterización de Personas con Discapacidad en Bogotá D.C.” previamente validada a la fecha de corte de su remisión, incluyendo nombre, número de documento de identificación y localidad de residencia de los inscritos.
b. La Secretaría Distrital de Movilidad recibirá la base de datos entregada por Secretaría Distrital de Salud y depurará la información que corresponda a los beneficiarios de excepción de medidas de restricción de circulación vehicular y a propietarios de vehículos automotores. La base de datos resultante de este cruce se remitirá a TransMilenio S.A.
c. TransMilenio S.A. recibirá la base de datos de Beneficiarios y en coordinación con las Secretarías de Integración Social, Movilidad, Salud, General y Gobierno, elaborará un cronograma de la primera entrega del medio de uso personalizado a los ciudadanos de tal manera que ésta se realice de manera gradual y ordenada, evitando las aglomeraciones de beneficiarios, para lo cual se hará uso de las instalaciones y los medios de apoyo de cada una de las entidades mencionadas, según disponibilidad y capacidad instalada para la respuesta a la demanda de la población en condición de discapacidad. Las entidades mencionadas apoyarán en la estrategia unificada de comunicación que realizará el Distrito Capital para efectuar la convocatoria correspondiente.
d. TransMilenio S.A. entregará el medio de uso personalizado a los beneficiarios iniciales, acreditando la entrega a través del medio de identificación que adopten las entidades involucradas.
7.2. Entrega del medio de uso a los demás beneficiarios:
TransMilenio S.A., entregará el medio de uso personalizado a quienes adquieran la calidad de beneficiarios con posterioridad a la expedición del presente decreto, en los sitios que fije esa empresa, dentro del bimestre siguiente al recibo del nuevo registro que los incluye.
Parágrafo.
La carga de dinero del medio de uso será realizada del primero al quince día de cada mes según el día de su entrega y será activada en 24 horas.

El artículo ocho explica brevemente cómo funcionará el subsidio según lo ya relatado en la parte inicial de este post, es decir el aumento de cinco puntos porcentuales llegando al 40% en el año 2017. Sin embargo la fórmula es totalmente inentendible por la persona del común. Debería ser más claro y decir se entregará tanto subsidio a una asignación máxima de 50 pasajes. Las preguntas que surgen serían: si yo uso menos de 50 pasajes podré disponer de 20 10 o 15?
Y aún peor, ¿si necesito más de 50 pasajes tendré que pagar la tarifa plena?
Según lo que dice el decreto, si. ¡Absurdo!
Esto es constreñir el legítimo derecho a la movilidad en las condiciones estipuladas por el mismo decreto reglamentario y va en contra de la misma convención de naciones unidas, célebremente citada como introducción al texto.
El decreto no es claro en este aspecto, lo que mi intuye a pensar que debo recargar obligatoriamente 50 pasajes mensuales, lo que no es accesible para toda la población, dado que sus ingresos son muy cortos.
Otra inquietud que aparece es: en hora valle se aplicará el subsidio, dado que la tarifa será calculada a partir del mayor valor, es decir sobre $1700. ¿En hora valle el descuento o subsidio aplica para nosotros?
Este el fragmento del artículo:

La aplicación del subsidio mensual será el producto de restarle al valor de cada pasaje (tomando como referencia el mayor valor de costo del pasaje, es decir, sin diferenciar entre costo de hora valle y costo de hora pico) el valor porcentual del subsidio (que conforme lo ordenado por el Acuerdo Distrital citado, para el año 2012 es del 15%, para el año 2013 del 20%, para el año 2014 del 25%, para el año 2015 del 30%, para el año 2016 del 35%, para el año 2017 del 40%), multiplicado por el número de pasajes asignados a la persona beneficiaria (teniendo en cuenta que el número máximo de pasajes que se podrá asignar por persona es de cincuenta (50), en cumplimiento del Acuerdo Distrital en cita)
Lo cual, en términos de fórmula se expresa así:
La aplicación del Subsidio mensual, es igual al valor del costo del pasaje, menos el valor porcentual del Subsidio correspondiente al año a calcular, multiplicado por el número de pasajes asignados a la persona beneficiaria.

Esto quiere decir en plata blanca que debo disponer de 72250 a precio de hoy para acceder al subsidio, es decir cifras absolutamente inmanejables para una persona con discapacidad del común.
La tarifa diferencial de momento sólo será aplicable en la fase 3 del sistema de transporte masivo TransMilenio y el sistema integrado de transporte público (SITP), dejando por fuera las faces 1 y 2 lo que es ilógico.
Cito artículo 10:

Artículo 10°.-
Una vez se cuente con un medio tecnológico de pago común de todos los servicios integrados, la tarifa diferencial se aplicará para las Fases I y II del Sistema TransMilenio.

El artículo 12 habla sobre el control institucional, sobre el cual pesa el siguiente análisis: se vuelve a sobre entender que las personas de fuera de Bogotá no podrán acceder a este subsidio de transporte dado que no están inscritas por no vivir acá
El artículo 14 dice que el valor de los recursos asignados al sistema TransMilenio se calculará sobre el censo de la Secretaría estatal de salud: esto podría generar un detrimento patrimonial, dado que no todos usarían el subsidio por la cantidad de trámites. Eso sí, parece ser que a los operadores se les liquidaría sobre el total del censo. No olvidemos que el valor del descuento se le carga al distrito capital, o más aún a nuestros propios impuestos.
Cito artículo 14:

Artículo 14°.-
El valor de los recursos estimados anualmente para cubrir los costos del subsidio, será calculado conjuntamente por las Secretarías Distritales de Movilidad y Hacienda con base en la proyección sobre el número de beneficiarios que se encuentren registrados en el “Registro Para la Localización y Caracterización de Personas con Discapacidad en Bogotá D.C.”; para la vigencia siguiente, se tendrá en cuenta los aspectos que correspondan a los beneficiarios de excepción de medidas de restricción de circulación vehicular a propietarios de vehículos automotores, el porcentaje del subsidio establecido en el Acuerdo 484 de 2011, el consumo reportado por TransMilenio S.A. y los demás aspectos que incidan en el cálculo de los recursos requeridos.
Parágrafo.-
La Secretaría Distrital de Hacienda determinará la disponibilidad de recursos según lo previsto en el artículo 3 del Acuerdo 484 de 2011, que de ser insuficientes se procederá conforme a lo previsto en el artículo 14 del presente decreto. La apropiación destinada a la financiación del subsidio se incorporará como transferencias de inversión a favor de TransMilenio S.A. en el presupuesto de la Secretaría Distrital de Hacienda – Unidad Ejecutora 02.

El artículo 16 no deja duda que el subsidio solamente es válido para la fase tres del sistema TransMilenio.

Artículo 16°.-
TransMilenio S.A., tendrá a su cargo los actos y operaciones necesarias para que se efectúen las cargas de los medios de uso con la periodicidad señalada en el presente decreto. El subsidio incluirá los servicios del SITP que entren en operación gradual a partir de la troncal calle 26, con el medio de pago adoptado para el Sistema Integrado de Transporte Público.

Según el artículo 17, la entrega de los subsidios empezará a proceder desde un mes y medio después de implementado el mismo. Sin embargo ya transcurrió ese mes y medio y aún ni siquiera se conoce cuáles y cómo serán los puntos para que las personas beneficiadas y o potenciales beneficiarios puedan recoger su tarjeta.

Artículo 17°.-
La entrega del medio de uso personalizado se iniciará en un mes y medio de expedido este Decreto y se hará de forma gradual.

El artículo 18 es el colofón de todo decreto:

Artículo 18°.-
El presente decreto rige a partir del inicio de la operación gradual del Sistema Integrado de Transporte Público.

Luego de ver todos y cada uno de los puntos del decreto, no nos queda sino pensar que lo que se nos entrega es una limosna, un subsidio o un auxilio que realmente no beneficia en nada las personas en condición de discapacidad pero que sí puede fomentar incluso las extraordinarias utilidades de los operadores del sistema integrado de transporte, especialmente TransMilenio. A quienes se les pagará por completo el subsidio úsese o no se use.
Como persona en condición de discapacidad visual en representación de la opinión de muchos de nosotros, preferiría decir que como está planteado es mejor ni siquiera tratar de acceder a este subsidio, puesto que no representará un mayor beneficio para nuestros bolsillos o las familias que subsidien el transporte diario.
Señores: somos personas que tenemos necesidades como cualquiera de ustedes, también la de transportarnos.
Nos ponemos a mirar detalladamente y en ciudades como México y Caracas los sistemas masivos de transporte no tienen ningún costo para personas en condición de discapacidad e incluso para sus acompañantes. Yo los invitaría a revisar estas políticas y tratar por lo menos de copiar estos modelos de inclusión de otros países, los cuales si bien no alivian la situación económica de la persona en condición de discapacidad, por lo menos le ayuda a estar con mejor calidad de vida.

Publicado en ´políटिका एन colombia, política, realidad nacional | Deja un comentario